Chocolate

Los griegos le llamaron “alimento de los dioses”, los mexicanos “xocolatl”. 

Historia, fabricación, propiedades y recetas en esta nota.

El chocolate (náhuatl: xocolatl) es un alimento que se obtiene de los frutos de un árbol que crece mayormente en la zona Amazónica y Centroamericana: “Theobroma cacao L., es el nombre científico que recibe el árbol del cacao o cacaotero, planta de hoja perenne de la familia Malvaceae. Theobroma significa en griego «alimento de los dioses»; cacao deriva del nahua «cacáhua»”. Wikipedia

Estos frutos son como mazorcas, y en su interior tienen unos granos denominados habas, de donde se extrae el cacao. Las habas se tuestan, separando la cascarilla de las mismas de la pulpa; luego esta pulpa se somete a diversos tratamientos, para extraer pasta de cacao y manteca de cacao. A partir de aquí se mezcla la pasta o licor de cacao (el alma del chocolate) con azúcar, leche, y diversas proporciones de manteca de cacao. Hay varios tipos de chocolate: negro, con leche, cobertura, blanco, en polvo; son para distintas preparaciones y difieren en la cantidad de pasta de cacao que contienen. El mejor es el chocolate negro, porque contiene la mayor cantidad de pasta de cacao, y por lo tanto, es más puro. En los países de Centroamérica se preparan artesanalmente  unos medallones de chocolate negro, que se venden en puestos callejeros y son muy apreciados por su pureza. El chocolate blanco no es verdadero chocolate, ya que no tiene pasta de cacao, sino solamente manteca de cacao, leche y azúcar.

 

Las beneficiosas propiedades del chocolate

  • El chocolate tiene calcio, magnesio, hierro, fósforo y zinc. Es rico en antioxidantes, y por todos estos nutrientes también se usa en tratamientos de belleza.
  • Ayuda a disminuir stress, cansancio y depresión, porque aumenta las endorfinas y la serotonina, que son sustancias que produce el cerebro y dan sensación de bienestar.
  • Es antiage, y algunos estudios lo muestran como cardioprotector.
  • OJO: estos beneficios son para el chocolate amargo y con máxima pureza; por eso, hay que elegir chocolates de calidad (que son más caros). Las golosinas están básicamente compuestas con azúcar y saborizantes artificiales de chocolate.
  • El chocolate tiene muchas calorías y grasas. Moderar su consumo.
  • Para personas que siguen un régimen, hay chocolates light y para diabéticos, que se venden en dietéticas (o en Naturalia).

 

Chocolate Especiado (este chocolate combate el frío más intenso…)

Ingredientes (para cuatro porciones):

150 gramos de chocolate para taza
1 huevo
2 cucharadas de azúcar
3 vasos de leche
200 cc de crema de leche
1 cucharadita de canela en polvo
1 pizca de clavo de olor en polvo
1 cucharadita de extracto de vainilla
opcional: 1 chorrito de vino oporto o similar

Preparación:

Partir en trozos el chocolate y calentarlo en una cacerolita a fuego muuuy bajo con un ½ vaso de leche hasta que esté derretido. Entonces agregar el resto de la leche, la crema, el azúcar y las especias. Batir y llevar al fuego, dejar hervir a fuego lento unos 5 minutos. Reservar. Batir el huevo con el extracto de vainilla hasta obtener una crema espumosa. Mezclar el huevo batido con dos cucharadas del chocolate caliente. Ahora volcar todo el huevo batido en la cacerolita con el chocolate caliente. Mantener todo a fuego lento mientras se bate para conseguir un chocolate muy espumoso. Agregar a cada taza un chorrito de oporto. Servir muy caliente.

 

Bombones de chocolate y menta

Ingredientes (para una docena):

500 gramos de chocolate cobertura
400 ml de leche condensada
80 gramos de manteca
4 cucharadas de licor de menta

Preparación:

Partir el chocolate en trozos y poner a derretir a baño maría junto a la leche condensada y la manteca, hasta conseguir una pasta homogénea, removiendo sin parar. En ningún momento debe llegar a hervir. Retirar del fuego e ir agregando el licor de menta. La cantidad del mismo es sólo una orientación, depende de la intensidad a sabor de menta que se quiera obtener. Remover mucho para que la pasta sea lisa, consistente y sin grumos. Enmantecar un molde cuadrado, forrando la base con papel vegetal. Verter la pasta de chocolate y llevar a la heladera hasta que se endurezca (más o menos 3 horas).
Una vez que la pasta esté dura, sacarla de la heladera, volcarla sobre una tabla y cortarla en dados, o utilizando un cortapastas con formitas.
Conservación: Siempre en heladera, hasta un mes.

 

¿Sabías?…

En los primeros tiempos los nativos de México consumían el cacao en una especie de “cerveza” basada en la fermentación de las semillas y se utilizaba en las celebraciones de matrimonios. Posteriormente, comenzaron a tomar el chocolate con agua mezclado con chiles, vainilla o miel; era considerado (con razón) un alimento tonificante o energizante. Los conquistadores lo llevaron a Europa, y con el tiempo cambiaron el agua y las especias que componían el chocolate azteca por leche y azúcar. Una leyenda dice que el mismo dios Quetzalcóatl dio a los hombres en sus manos las primeras semillas de cacao.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Translate »