Polenta (harina de maíz gruesa) al verdeo gratinada

La historia dice que el maíz es americano, y fue llevado por los españoles a Europa. La verdad es que hoy en día, hay sospechas de que tal vez llegó antes de Colón, desde Persia.

Polenta

Se puede servir de innumerables maneras: con queso, salsas, pollo, carne. Amasada después de cocida, se puede hacer pan o prepizzas. Estirada y cortada con cortapastas, se convierte en unos ñoquis exquisitos. Rellena con verduras, carne, aceitunas… Como postre dulce. La polenta es un plato ideal para celíacos porque no tiene gluten. A continuación una receta sencilla y deliciosa:

Ingredientes (4 porciones): 

  • 3 tazas de polenta, instantánea o común.
  • 9 tazas de caldo
  • Una cucharada de aceite de oliva
  • 2 tazas de cebolla de verdeo picada
  • 1 taza de queso rallado
  • Una taza de salsa de tomates
  • 500 gr de queso fresco
  • Sal y pimienta a gusto

Preparación: 

Dorar la cebolla en el aceite. Agregar el agua o caldo hirviendo. Incorporar la polenta en forma de lluvia. Revolver constantemente con cuchara de madera para evitar que se formen grumos. Condimentar a gusto. Si es instantánea, estará lista en 1 minuto, de lo contrario bajar el fuego y dejarla cocinar 20 minutos, tapando porque burbujea mucho. Verter en una fuente enmantecada para horno, que pueda ir a la mesa. Cubrir con la salsa, queso fresco y queso rallado. Gratinar de 10 a 15 minutos. También se puede usar el queso que más guste, como reggianito, sardo, gruyere, mozzarella.

Opcional con carne: También se puede hacer con una salsa de tomates con carne molida (salsa bolognesa).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Translate »