Queso Casero

quesofresco¡Haz tu propio queso!

Schermata 07-2457227 alle 18.00.05

Para muchos de nosotros, la idea de hacer queso en casa se nos presenta un poco desalentadora o quizá, simplemente algoen lo que no hemos pensado jamás.Pero si supiéramos que no todo es cuajo, cultura y envejecimiento, igual entonces, le daríamos una oportunidad. Para estas dos sencillas recetas todo lo que necesitas es leche o yogur, sal, zumo de limón (o vinagre) y un paño para hacer queso.

Además del precio menor, al producir tu propio queso, puedes asegurar la calidad de los ingredientes: algo que no es nada facil de encontrar en las estanterías de los supermercados.

Al hacer tu propio queso y utilizando solo unos pocos ingredientes, dependerás totalmente de la calidad de éstos. Por esta razón, la leche cruda es siempre mejor: no solo porque tiene más bacterias beneficiosas, encimas y vitaminas, que sin embargo se destruyen en el proceso de pasteurización, sino porque además se más facil de digerir. Y lo que es más, la profundidad de sabor es incomparable.

Labneh (queso de yogur)

Ingredientes

1kg de yogur
1 chucharadita de sal
Un paño para hacer queso

Receta

– Mezcla el yogur y la sal (si quieres, ahora puedes añadir también granos de pimienta machacados o hierbas aromáticas)
– Coloca la mezcla en el centro del paño para hacer queso y a continuación, junta los lados de la gasa formando una especie de saquito
– Ata los extremos del paño y cuélgalo de una cuchara de madera con un bol debajo. Déjalo reposar durante dos días
– Haz pequeñas bolas con la masa, colócalo en un bote esterilizado y cúbrelo con aceite
– ¡Cómetelo!

Queso Fresco

Ingredientes

2 litros de leche cruda
3 cucharadas de vinagre o zumo de limón
Un paño para hacer queso
(Un termómetro puede ser util)

Receta

– Calienta la leche hasta unos 75° (esto es para lo que nos sirve el termómetro), removiendo de vez en cuando para evitar que la leche se queme)
– Una vez alcanzada esta temperatura, apaga inmediatamente el fuego y añade vinagre o zumo de limón
– Sigue removiendo hasta que la cuajada se separa del suero de la leche, después déjalo reposar durante 20 minutos
– Cuela el líquido usando el paño para hacer queso y déjalo escurrir durante una hora
– Reúne el queso en el centro del paño, mételo en un molde en forma de disco y deja un peso sobre él durante otra hora
– Cómelo

Sugerencia: el suero de la leche tiene un sinfín de usos, puede sustituir el agua en la cocción de alimentos y en muchas recetas, se puede usar para marinar carne, para hervir la pasta o poner en remojo las legumbres. Puedes incluso usar el suero para hacer ricotta, ¡pero esta la dejamos para la próxima!

¿Has firmado ya nuestra campaña “El queso se hace con leche”?

Este artículo se tomó de www.slowfood.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Translate »