Tiempo de moras

¡Tengo el patio lleno de moras! ¡Las veredas “moradas” de tanta fruta! ¿Sabías que estos frutos son muy beneficiosos, además de exquisitos? Y también te voy a enseñar varias formas de incorporarlos a tus comidas.

mermelada de moras silvestres Naturalia Maria Elena

La mora es una baya proveniente de un árbol, la morera. También están las moras silvestres, como enredaderas, que se llaman zarzamoras. Hay más de 300 especies; la zarzamora es americana, y las moras de Europa y Asia. Hay moras blancas, rosadas y negras (las más conocidas). Son deliciosas, muy dulces, pero además tienen muchas propiedades beneficiosas para la salud. Veamos algunas:Natchez blackberry

  • Tiene grandes propiedades antioxidantes (ayuda a combatir los radicales libres) por su abundancia en pigmentos naturales.
  • Aumenta el colesterol bueno y reduce el malo, por lo que ayuda a combatir afecciones cardíacas.
  • Ayuda a combatir problemas de circulación
  • También evita la inflamación que está asociada con la artritis y otras enfermedades.
  • Además, se caracteriza por su alto contenido en vitamina C, que interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos; favorece la absorción del hierro de los alimentos y la resistencia las infecciones.
  • Tiene potasio que ayuda a la transmisión y generación del impulso nervioso, favorece la actividad muscular normal e interviene en el equilibrio del agua dentro y fuera de la célula.
  • Es una buena fuente de fibra, que mejora el tránsito intestinal. Incluso se le atribuyen propiedades para prevenir enfermedades del corazón y el cáncer.
  • Las semillas de mora tienen ácidos grasos, que son protectores cardiovasculares.
  • La mora, además, contiene betacarotenos que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico y a contrarrestar las infecciones virales y bacterianas.
  • También tiene efectos diuréticos, es decir, ayuda a eliminar líquidos.

 

¿Cómo consumirlas?

Frescas, al pie del árbol, es indudablemente la mejor manera de aprovechar todos sus nutrientes; pero si te quedaron la boca y las manos moradas, y todavía hay más para aprovechar, se pueden incluir en otros platos, como por ejemplo:

mi tarta de moras
tarta de moras: base de tarta, crema pastelera o chantilly, moras frescas por encima (en la foto, moras blancas y negras intercaladas)

 

yogur con moras, perfecto para un nutritivo desayuno o merienda
yogur con moras, perfecto para un nutritivo desayuno o merienda
ensalada de moras, lechuga, achicoria, rabanitos, brotes y queso
ensalada de moras, lechuga, achicoria, rabanitos, brotes y queso

Y les dejo una receta que es un clásico de temporada, para envasar el maravilloso sabor de las moras y poder disfrutarlo durante todo el año:

Dulce de moras

Ingredientes:

Moras

Igual cantidad de peso en azúcar que las moras

Preparación: 

Lavar bien las moras y quitarles las impurezas. Colocarlas en un bol, pesarlas, y agregarles la misma cantidad o menos de azúcar. Dejar reposando así toda la noche. Al otro día, cocinar en una olla grande porque salpica; cuando comience a hervir, bajar a fuego mínimo y seguir cocinando hasta que espese. Cuando esté en el punto deseado, retirar del fuego, envasar en caliente en frascos esterilizados y darlos vuelta, colocándolos sobre la tapa hasta que se enfríen, para que así queden cerrados al vacío. Esta mermelada agridulce se puede utilizar en postres (con quesillo es riquísima), con yogur, en tartas, aderezando ensaladas, carnes, sándwiches… y dejen volar la imaginación!

Aquí está el dulce que hicimos en el Curso de Cocina Regional en FME:

haciendo dulce de moras
haciendo dulce de moras

¡Mmmmm! ¿No se te hace agua la boca???

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

Translate »